LA ÉTICA Y LA INGENIERIA CIVIL
La Civil y el Ingeniero Civil
Es importante conocer la Civil y al Ingeniero Civil para poder conocer su relación con ética , así pues tenemos que la Civil es una rama de la ingeniería que comprende muchos campos de especialización como estructuras e hidráulica, ahora bien, los Ingenieros Civiles son los encargados de medir y trazar los mapas de la superficie terrestre, diseñar y supervisar la construcción de puentes, túneles, grandes edificios, presas y estructuras costeras, planear, trazar, construir y dar mantenimiento a vías férreas, carreteras y aeropuertos, etc.
De los objetivos generales de esta rama destacan: Contribuir con el desarrollo del país a través del incremento de las obras civiles que éste necesita en los diversos sectores que la integran, incidir en el desarrollo de las ramas de agropecuaria y salud a través de la realización de las obras civiles requeridas por ellas, incidir en la producción de la problemática de los asentamientos humanos mediante la elaboración y ejecución, conjuntamente con el gobierno y/o sectores privados, de planes de construcción y otros servicios que conlleven a asegurar trabajos de calidad y mejor forma de vida para los habitantes de la población en nuestro caso México .
El ingeniero civil participa en la sociedad, creando espacios y servicios para mejorar su comodidad y calidad de vida, facilitándole sus funciones particulares en la salud creando obras que protegen la salud del hombre o construcciones que permitan a otras disciplinas trabajar la salud humana
Ética aplicada a la ingeniería Civil
El ingeniero civil va construyendo su prestigio profesional de una manera lenta, ya que al egresar de la universidad este va desarrollando labores cuya complejidad y responsabilidad aumenta poco a poco.
La sociedad Colombiana de Ingenieros resume su código de ética profesional en los diez principios básicos siguientes:
1) Ejercer tanto la profesión como las actividades que de ella se derivan, con decoro, dignidad e integridad.
2) Obrar siempre bajo la consideración de que el ejercicio de la profesión constituye no solo una actividad técnica sino también una función social.
3) Actuar siempre honorable y lealmente frente a las personas o entidades a las cuales preste sus servicios.
4) Abstenerse de recibir gratificaciones o recompensas distintas del salario u honorarios pactados.
5) No usar métodos de competencia desleal con los colegas, tales como rebajar cuantía corriente de los honorarios u ofrecer los servicios profesionales a menor precio luego de conocer la propuesta del competidor.
6) No tratar de suplantar a otro ingeniero cuando este haya adelantado gestiones definitivas para obtener un trabajo o una posición determinada, ni pretender que se le nombre en reemplazo de quien este ejerciendo honrada y competentemente un empleo.
7) Abstenerse de cualquier intervención que pudiera afectar injustamente la reputación profesional de un colega.
8) Al anunciar sus servicios, ceñirse exclusivamente a aquellos que están garantizados por los títulos académicos obtenidos o la experiencia profesional que se posee.
9) No propiciar licitaciones o concursos en los cuales el valor de los honorarios profesionales sea uno de los factores que determinan la adjudicación de un servicio de ingeniería de consulta, ni participar en ellos.
10) Tener, en fin, el debido respeto y consideración para con los colegas.
El ingeniero que practica su profesión debe estudiar los conceptos jurídicos mínimos que reglamentan lo referente al ejercicio profesional.
El ingeniero debe desarrollar sus labores profesionales acogiéndose siempre a las leyes vigentes, tanto laborales como comerciales y de orden general, por lo que debe asesorarse de profesionales del derecho cuando debe firmar un contrato o cuando se esté comprometiendo en la ejecución de trabajos de envergadura.
Conclusión
La lealtad hace parte fundamental de la ética profesional y esto se aplica si un ingeniero que es contratado para trabajar se arrepiente de su decisión o consigue algún otro trabajo que en el momento considera mejor, por lo que un cambio tan brusco en la decisión inicial, de alguna manera refleja una falta de lealtad con la entidad que lo había contratado
Tenemos que conocer todas esas normas éticas que rigen tanto nuestra profesión como las de muchos otros profesionales ya que de esos conocimientos dotados de ética y profesionalismo depende nuestro futuro y nuestro porvenir no solo como buenos profesionales sino también como buenos mexicanos que somos.
Así pues se espera que esta información sea útil para conceptuar la gran importancia que tiene la ética profesional para nosotros que anhelamos ser ingenieros civiles, para poder llevar una vida profesional honesta, decente, responsable y útil a la sociedad.
Un profesional sin ética es una deshonra para la profesión de la Ingeniería Civil.
FUENTES:
· Introducción a la ingeniería. Alberto Sarilla Molina. Mc Graw Hill
·